martes, 22 de mayo de 2012

COMO HACER O PREPARAR SALMÓN AHUMADO EN CASA PASO A PASO

Ahora que se acercan las navidades y este producto se consume tanto, os animo a probéis esta receta. Os sorprenderá lo fácil que es de preparar y lo bien que queda.



Además, cunde muchísimo, y podemos preparar sólo la cantidad que necesitemos o preparar bastante y congelar.
En mi casa no dió tiempo ni a congelarlo, pues entre una cosa y otra dimos buena cuenta de los 400 gr que preparé. Iré poniendo recetas donde emplearlo, para que también vosotros podáis disfrutar de esta delicia.

Ingredientes y utensilios necesarios:

Lomos de salmón
Sal marina gruesa
Sal para ahumados (Mercadona)
Azúcar
Eneldo (opcional)
Recipiente alto donde entren los lomos de salmón
Film plástico
Pinzas

Esta es la sal para ahumados que compro en Mercadona:





Es muy fuerte (lo notaréis enseguida al abrir el paquete, el olor a humo invadirá la cocina), así que yo utilizo mitad de sal ahumada y mitad de sal marina gruesa sin ahumar, y el resultado es excelente.




Preparación:

El primer paso será quitar las espinas a los lomos de salmón. Pasar el dedo y notaréis donde están. Con unas pinzas las extraemos, salen muy fácil. Lavamos bien el salmón y lo secamos con papel de cocina.

Seguidamente hacemos una mezcla de sal y azúcar a partes iguales. Yo preparo 300 gr de azúcar, 150 gr de sal ahumada y 150 gr de sal marina gruesa. Las proporciones dependerán del tamaño de los lomos de salmón y el grosor de estos.

Ponemos un poco de la mezcla en el fondo de un recipiente de forma que lo cubra bien, con un grosor de más o menos 1 cm:





Colocamos los lomos de salmón con la piel hacia abajo:




Si queremos podemos espolvorearlos con eneldo. Yo espolvoreé uno de ellos:




Sobre ellos echamos el resto de la mezcla de sal y azúcar de forma que los cubra bien por todas partes:




Tapamos con un film de plástico:




Ponemos un peso encima, por ejemplo 2 brick de leche:




Lo metemos en la nevera y lo dejamos reposar 48 horas, mejor hacerlo por la noche para que las primeras horas la temperatura sea lo más estable posible. Cuanto menos se abra la nevera y menos variaciones de temperatura haya, mucho mejor.

Pasadas las 48 horas, quitamos los brick de leche y el aspecto que tendrá será éste:





Quitamos el film y vemos que la sal ha sacado toda la humedad del salmón y está empapada. También el color del pescado es mucho más intenso:




Sacamos el salmón de la sal y lo lavamos bajo el grifo con agua fría. Lo secamos bien con papel de cocina:




Ahora ya está listo para consumir.
Se conserva en un recipiente tapado en la nevera por espacio de una semana o semana y media.
Admite congelación.




Para empezar yo lo probé con un poco de queso de untar, aunque los días posteriores estaba todavía más bueno, con el sabor más asentado.




 

Gracias por visitar mi blog, aquí les mostrare una gran variedad de recetas de cocina y podrás aprender fácilmente muchos platos exquisitos. Todo para que degustes las mejores comidas del mundo en un solo lugar. Tendré recetas de postres, recetas de ensaladas, recetas de carnes y recetas de todo tipo. Y si aun no sabes cocinar pues aprenderás muchas recetas fáciles para preparar en pocos minutos y poco a poco prepararas platos mas fuertes, ya que tenemos muchas recetas paso a paso.

3 comentarios:

marisa dijo...

Tiene muy buena pinta, una pregunta, cuando esta ya hecho, y lavado, listo para consumir, hay que ponerlo con un poco de aceite, o simplemente dejarlo asi? Gracias.

Unknown dijo...

me encanta la idea... llevaba mucho tiempo esperando que alguien puciese su experiencia en prepararla

Manel Alegre dijo...

Me parece estupenda esta receta, pero no es salmón ahumado si no salmón marinado...

Publicar un comentario en la entrada

Copyright © 2012-2013 Peggy Pineda Converted by Josué Ruiz and Powered by Blogger.com